Nutrición en Cádiz


Nuestro equipo de dietistas-nutricionistas, entrenadores y psicólogos/coach está formado por los mejores profesionales de la provincia.

Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)

En Nutriendo-T llevamos años tratando el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) y otros desajustes en el ciclo menstrual de la mujer. Lo más común suelen ser amenorreas. Se considera que una mujer tiene oligoamenorrea cuando tiene menos de 8 periodos menstruales al año o los ciclos menstruales duran más de 35 días.

Nutricion Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) - Nutriendo-T

¿Cómo debería ser tu ciclo menstrual?

Se considera que un ciclo menstrual  regular es aquel cuyo periodo oscila entre 26 y 35 días. Se suele hablar de periodos de 28 días, cuatro semanas, en las que existe una primera fase llamada Folicular que coincide con el primer día de la menstruación.  En esta primera fase se inicia un reclutamiento folicular entre los cuales es obtenido el folículo dominante. A medida que pasa la fase folicular va creciendo el tejido endometrial en el útero. También se estimula la hormona estimulante del folículo (FSH)  que incrementan los niveles de estrógenos hasta el final de la fase folicular  y estimula el crecimiento y maduración de los folículos ováricos, y la hormona luteinizante (LH) con un aumento progresivo hasta que llega a un pico máximo generando la ovulación (día 14). En este momento se  produce la rotura del folículo dominante y libera el ovulo que contiene.

Temperatura basal y ovulación - Nutriendo-T

Una vez liberado, el óvulo se dirige hacia la trompa de Falopio, en espera de ser fecundado, pero en caso de no producirse, el endometrio se desprenderá ocasionando el sangrado.

Posteriormente a la ovulación empieza la segunda fase del ciclo menstrual denominada Fase Lútea.  En la ovulación y principio de esta fase es cuando se rompe el folículo dominante y se crea el cuerpo lúteo con la producción de  las hormonas sexuales (progesterona y estrógenos). En mayor medida se produce progesterona y posteriormente los estrógenos hasta el primer día de sangrado menstrual. En esta fase también sigue creciendo el endometrio.

Fases ciclo menstrual - Nutriendo-T

La progesterona realiza las siguientes funciones:

Función de sostén  del endometrio evitando que pueda caer prematuramente. Niveles bajos de progesterona provocan que caiga antes el endometrio con lo que los ciclos suelen ser inferiores a 25 días. También puede ocasionar perdidas de sangrado durante la ovulación y la menstruación.

Otra función de la progesterona es controlar la proliferación de estrógenos. En los casos de dominancia estrogénica  producida por un metabolismo alterado de los estrógenos o por falta de progesterona, crea un entorno proinflamatorio del endometrio y ocasiona un problema de  dismenorrea primaria (fuertes dolor menstrual) y también menorragia (sangrados menstruales excesivos).

Se considera que normalmente ciclos superiores a 35 días es porque tiene una fase folicular mas larga.

Las amenorreas suelen ser un problema de la fase folicular.

Existen tres tipos de amenorreas:

Tipo 1: Por estrés.

Tipo 2: SOP.

Tipo 3: Los ovarios no responden y la LH y FSH se elevan.

Desordenes ovulatorios Nutriendo-T

¿Qué es el Síndrome de Ovarios Poloquísticos (SOP)?

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es el trastorno endocrino más frecuente de las mujeres en edad fértil y tiene su origen en un exceso de hormonas masculinas (andrógenos), por lo que también recibe el nombre de hiperandrogenismo ovárico funcional. Se estima que hasta un 10 % de las mujeres pueden verse afectadas, aunque muchas permanecen sin diagnosticar. Es la causa más frecuente de infertilidad femenina.

Por desgracia, cada día nos encontramos con mujeres que sufren este tipo de trastorno y la nutrición es una importante herramienta que ayuda a mejorar los síntomas. Los más comunes son:

  • Ciclos menstruales irregulares. Se puede dar amenorrea (falta de menstruación), oligomenorrea (ciclos largos, mayores a 35 días), polimenorrea (ciclos cortos, menores a 24 días), hipermenorrea (reglas muy abundantes).
  • Ausencia de ovulación (infertilidad)
  • Caída del cabello de la cabeza.
  • Aparición de vellofacial, brazos, abdomen, pecho (donde suele ser más característico en el hombre)
  • Aumento de peso con tendencia a obesidad y dificultad para perder grasa.
  • Acné facial, pecho e incluso a veces en la espalda.
  • Múltiples quistes.
  • Areola mamaría y axilas de color más oscuro.
  • hiperinsulinemia(resistencia a la insulina por exceso de glucosa en sangre)
  • hipertensión arterial, dislipidemias (alteración de los niveles de colesterol sanguíneos), y secreción de mayor cantidad de andrógenos.
  • Facilidad para desarrollar masa muscular y destacar en competiciones deportivas.

No necesariamente la mujer con SOP sufre todos estos síntomas, pero la mayoría coinciden en reglas irregulares, caída de cabello, aumento de peso y aparición de vello corporal.

Criterios de diagnostico de SOP:

  • Oligoovulación o anovulación.Ausencia o alargamiento de periodos menstruales. Ciclos de mas de 35 días o menos de 8 ciclos al año.
  • Hiperandrogenismo clínico o de laboratorio (bioquímico) .Aumento de los caracteres sexuales masculinos en una mujer.
    • Bioquimico:elevación de Testosterona o DHEA.
    • Clínico:Hirsutismo, Acné, hábito corporal masculino.
  • Ovarios poliquísticos: 12 o más folículos pequeños (2 a 9 mm) por ovario.

 

Una causa o factor del SOP es la resistencia a la insulina.

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas para metabolizar el azúcar. Cuando sometemos nuestro cuerpo a dosis altas de azúcar (presente en el propio alimento o añadida), vamos a encontrar una respuesta en el páncreas en exceso de producción de insulina con el objetivo de por ejemplo evitar que nos volvamos diabéticos.

Los ovarios tienen receptores de insulina que en exceso hacen que cambie la formación de hormonas proliferando en mayor medida las masculinas. De ahí el aumento de vello, acné, etc.

La misma insulina a nivel hipofisiario –pituitario libera la hormona Leutinizante (LH), agravando aún más el problema de androgenización y de cambios hormonales en la mujer.

 

Por esto, es fundamental que el tratamiento sea con la alimentación. Normalmente se suele tratar el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) con tratamientos farmacológicos como los anticonceptivos, que lo único que hacen es camuflar los síntomas pero no solucionarlos.

 

¿Cómo podemos solucionar los síntomas del SOP con la alimentación?

  • Intentando reducir o eliminar de nuestra dieta el azúcar añadido, harinas refinadas, ultrapocesados.
  • Hacer un reparto kilocalórico ajustado a las necesidades basales, deportivas y actividad diaria.
  • Hacer que la base de la dieta sean verduras y hortalizas.
  • Ingesta de carbohidratos en ajustadas cantidades dando siempre prioridad a los integrales.
  • Comer alimentos ricos en grasas de calidad. Recordemos que las grasas hacen que tengamos un correcto funcionamiento hormonal.
  • Tomar proteínas de alto valor biológico dando prioridad a las de origen animal.
  • Varias raciones de legumbres semanales son una buena fuente de proteínas y son ricas en fibra, folatos, hierro y otras vitaminas y minerales importantes que mejoran los niveles de insulina.
  • Reducir la soja y en caso de consumirla que sea fermentada, ya que contiene los llamados fitoestrógenos que son unas moléculas parecidas a los estrógenos pero de origen vegetal.
  • Reducir el consumo de lácteos, dando prioridad a los fermentados o curados y evitar los desnatados ya que estos hacen que suban los niveles de insulina y aumenta la producción de andrógenos.
  • Tomar alimentos ricos en omega-3 priorizando a los pescados azules salvajes, que sean pequeños, no longevos y de procedencia cercana a la costa. Esto nos servirá para reducir los niveles de colesterol, prevenir enfermedades cardiovasculares y como antiinflamatorio.
  • Utilizar siempre que se pueda en las comidas cúrcuma con pimienta negra molida, ya que está demostrado que es un antiinflamatorio natural que puede llegar a reducir tanto los dolores como la inflamación menstrual.
  • Tomar canela en polvo reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Incluir alimentos ricos en resveratrol como semillas de lino, frutos rojos, cerezas, granadas, etc… o alimentos ricos en yodo como algas, mariscos, pescados, etc… reduce la actividad estrogénica y elemento antioxidante.

Suplementación en el SOP

Inositoles:

Mioinositol y D-Chiro-Inositol (en proporción 40:1)  mejora la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles sanguíneos de andrógenos, riesgo cardiovascular y regulación menstrual con ovulación espontánea, mejora la calidad ovocitaria para el embarazo.

Es beneficiosa para la mujer en edad fértil, recuperando la ciclicidad menstrual y la ovulación, disminuyendo el tiempo medio hasta la primera ovulación y optimizando la calidad ovocitaria y los posibles problemas de fertilidad.
Mejora la resistencia a la insulina, el perfil lipídico, disminuye los niveles sanguíneos de andrógenos, y mejora los signos frecuentemente encontrados ya descritos en mujeres con SOP como son: acné, caída del cabello de la cabeza, aparición de vello, obesidad, riesgo cardiovascular y los síntomas asociados al síndrome premenstrual.

Vitex (agnus castus):

Mejora el perfil hormonal reduciendo la hormona luteinizante (LH), prolactina, insulina en ayunas y testosterona con una mayor regulación de la ovulación y de la fertilidad en SOP.

Aceite de Onagra:

Actualmente está reconocido que el aceite de onagra, por su contenido en GLA, ayuda a la función hormonal cuando existen desequilibrios, por eso se utiliza para el SOP, pero también para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual e incluso durante la menopausia. Y es que los ácidos grasos esenciales como el GLA ayudan a mejorar la respuesta de las membranas celulares a las hormonas, haciendo que éstas puedan realizar su trabajo de manera más eficiente. En definitiva, el correcto aporte de ácidos grasos esenciales ayuda a reducir los niveles altos de hormonas y promueve un equilibrio entre ellas.

Melatonina:

Es una hormona secretada en horas nocturnas.  Tiene un efecto crucial en la ovulación ya que reduce el daño oxidativo en el interior del folículo, aumenta los receptores LH y estimula la secreción de progesterona. Suplementada junto con el Mioinositol ha demostrado mejorar la calidad del ovulo y aumento de la tasa de fertilidad.

 

Ejercicio físico en el SOP

Es un factor importante a tener en cuenta para prevenir todos estos síntomas dando prioridad al entrenamiento de fuerza.

 

Si necesitas atención personalizada, en Nutriendo-T podemos ayudarte. En nuestro equipo contamos con Iván Calderón, especialista en desajustes hormonales de la mujer, con amplia experiencia en el tratamiento del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).